El financiamiento climático es esencial para catalizar esfuerzos mundiales y nacionales en la preservación del medio ambiente y las vidas de los seres humanos, así como para evitar un grave cambio climático. Dicho financiamiento tiene que ver con los flujos de recursos públicos destinados a países en vías desarrollo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse a los impactos ambientales, como las sequías, las inundaciones y el aumento del nivel del mar.

Este informe examina las mejores prácticas sobre los estándares y políticas de transparencia, rendición de cuentas e integridad, instaurados por cuatro fondos multilaterales con importantes carteras de financiamiento climático: el Fondo de Adaptación, Fondo para el Medio Ambiente Mundial, Fondos de Inversión en el Clima, y el Fondo Verde del Clima.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *