• En un año, la calificación promedio de las 500 empresas mejoró, aunque aún se encuentra por debajo de la media: pasó de 37 a 47 puntos sobre 100.
  • Las áreas con mayor rezago son política de hospitalidad y viáticos, sólo el 12.2% de las 500 empresas la hacen pública; y la política de donaciones y/o contribuciones sociales, 20.4%.
  • La empresa que más subió en el ranking fue Toks, que pasó de 7.8 a 88.2 y se encuentra en la posición 13.
  • Aún existen 10 empresas con 0 puntos sobre 100 y 122 empresas que tienen menos de 10 puntos.
  • Los sectores que más avanzaron fueron restaurantes y aerolíneas, al mejorar su promedio en 28.4 puntos cada uno. El sector mejor calificado por segundo año es el aeroespacial y el peor es el de servicios funerarios.
  • Las empresas mexicanas tienen peor desempeño que las empresas extranjeras. Obtuvieron una calificación promedio de 37 puntos, mientras que la de las extranjeras uno de 58.4.

 

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad y Transparencia Mexicana revisaron los componentes mínimos necesarios de una política de integridad, en las 500 empresas más grandes en México.

Los resultados para 2018 indican que 35% más de las empresas cuentan con políticas anticorrupción, es decir, 80 empresas más que en 2017, para llegar a un total de 299. Asimismo, la calificación promedio de las empresas aumentó en 10 puntos, lo que significó pasar de un promedio de 37 sobre 100 en 2017, a 47 en 2018. Entre 2017 y 2018, aumentó el número de empresas con una calificación superior a 60 puntos, el cual pasó de 38% a 58% empresas de las 500 revisadas.

Aunque los resultados demuestran la participación del sector privado en el control de la corrupción, existen áreas de oportunidad para mejorar las políticas de integridad del sector privado. Estas áreas se relacionan con las políticas de hospitalidad y viáticos, de donaciones y contribuciones sociales, así como la definición de sanciones por violaciones a los códigos de ética y políticas anticorrupción, criterios cuyo cumplimiento en 2018 se encuentra por debajo del 20% de empresas que los consideran.

La exigencia social para el control de la corrupción demanda acciones concretas desde los distintos sectores de la sociedad, incluido el sector privado. Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad y Transparencia Mexicana mantendremos los esfuerzos para que mediante ejercicios de revisión como IC500, las empresas que operan en el país busquen mejorar sus estándares de integridad corporativa.

 

Consulta el reporte aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *