Los datos abiertos son datos digitales con ciertas características técnicas y legales que permiten puedan ser usados, reutilizados, y distribuidos por cualquier persona en cualquier lugar. Facilitar su uso, permite que sean utilizados como un bien público capaz de empoderar a los gobiernos y la ciudadanía para trabajar en conjunto y construir sociedades más prósperas, justas y equitativas. Si son presentados en formatos de buena calidad y fácilmente accesibles por la ciudadanía, los datos abiertos pueden tener un rol significativo en prevenir la corrupción. Permitirían a la ciudadanía tener una voz y tomar iniciativa contra ella al poder seguir todos los procedimientos gubernamentales como ingresos y egresos financieros, transacciones, licitaciones, etc. Este potencial ya ha sido reconocido por una variedad de actores y organizaciones, incluyendo gobiernos y organizaciones de la sociedad civil. Dado que una mayor transparencia lleva a más rendición de cuentas y menos corrupción, esta Guía Abierta Anticorrupción fue lanzada por Transparencia Mexicana, la Alianza para las Contrataciones Abiertas, y la Carta Internacional de los Datos Abiertos.


La Carta Internacional de los Datos Abiertos fue fundada en 2015 como una colaboración entre gobiernos y expertos que se juntaron para acordar seis principios sobre cómo los gobiernos deben publicar información:

  1. Abiertos por default
  2. Oportunos y comprehensivos
  3. Accesibles y utilizables
  4. Comparables e interoperables
  5. Para mejor gobernanza y participación ciudadana
  6. Para la innovación y el desarrollo incluyente


La Guía Abierta está diseñada para ser un punto de partida para un diálogo estructurado entre distintos actores- gobiernos, sociedad civil, órganos internacionales, periodistas, y sector privado-sobre el uso de datos para prevenir, detectar, investigar y sancionar la corrupción.

Esta incluye, un pequeño resumen sobre cómo los datos abiertos pueden ser utilizados para combatir la corrupción; Casos de uso y metodologías-una serie de casos que resaltan enfoques presentes y futuros para el uso de datos abiertos en el rubro anticorrupción.; treinta bases de dato prioritarias y los atributos clave para vincularlas. Para enfrentar redes de corrupción es muy importante que se establezcan y sigan conexiones entre bases de datos, fronteras, y sectores; Estándares de datos describiendo lo que debe ser publicado y los detalles técnicos de cómo se debe hacer disponible. El reporte incluye algunos de los estándares relevantes para trabajo anticorrupción y resalta las áreas donde todavía faltan estándares. Todos los recursos son fácilmente accesibles y vinculados para apoyar la entrega de al menos uno de los seis principios centrales de la carta. El propósito de la Carta es arraigar la cultura y la práctica de la apertura en los gobiernos, empoderar a la ciudadanía, gobiernos, y sector privado a realizar el potencial de los datos abiertos para mejorar las vidas de las personas.

Transparencia Mexicana, junto con la la Alianza para las Contrataciones Abiertas, y la Carta Internacional de los Datos Abiertos han desarrollado la Guía Abierta. Esta construye sobre los cimientos establecidos por el grupo de trabajo anticorrupción del G20, Transparencia Internacional, y la Fundación Web. Ha sido diseñada como una herramienta práctica para gobiernos que quieran utilizar datos abiertos para combatir la corrupción. El equipo de la Carta está en pláticas con el gobierno mexicano para desarrollar una metodología para probar la guía y aterrizar este trabajo para enfocarlo a retos reales.

La guía busca vincular datos abiertos y anticorrupción para detonar el potencial de los primeros en prevenir, detectar, investigar, y sancionar la corrupción. La prevención involucra acciones, mecanismos, y herramientas que reducen los riesgos y aumentan los costos de la corrupción en maneras que frenan las actividades corruptas.Los datos abiertos pueden ser utilizados en la prevención en una gran variedad de sectores. Para detectar la corrupción, bases de datos abiertas y estructuradas pueden hacer que auditar las transacciones del gasto público sea más eficiente- el análisis a gran escala puede ser llevado a cabo a un plazo constante y rotativo. Asimismo, hay un número de ventajas que tiene el uso de datos abiertos para investigaciones anticorrupción, ya sea por auditores, periodistas, o autoridades penales. Estas bases de datos están disponibles a través de las fronteras, lo cual implica que oficiales, periodistas y ciudadanos en un país pueden tomar datos de otro país con facilidad, y sin tener que pasar por varios procesos administrativos para conseguir la información.

La guía contiene treinta bases de datos que cada gobierno debe hacer disponible o proveer en formato de datos abiertos para que puedan ser utilizadas en combate a la corrupción, así como los atributos clave necesarios para su vinculación. Para enfrentar redes de corrupción es muy importante que se establezcan y sigan conexiones entre bases de datos, fronteras, y sectores. Se incluyen la siguiente información respecto a cada base:

  • Qué tipo de base es
  • Qué tipo de información contiene
  • Para qué etapa del ciclo de corrupción es útil
  • Qué otras bases de datos son relevantes
  • Vínculos a ejemplos de la base
  • Potenciales estándares para desarrollar la base
  • Cuáles son los atributos clave necesarios para consolidar las bases de datos

La corrupción tiene un impacto devastador en las vidas de las personas alrededor del mundo. Cuando dinero que debería ser utilizado en escuelas, hospitales, y otros servicios acaba en manos de funcionarios deshonestos, todos sufrimos. La prevención e identificación de la corrupción requieren sofisticadas herramientas como los datos abiertos. A través de vincular datos abiertos y combate a la corrupción, esta guía busca prevenirla. Sin embargo, aunque la transparencia juega un papel muy importante en luchar contra la corrupción, la publicación de datos no siempre la reduce. Se pueden desmantelar las redes de corrupción únicamente si los datos son hechos accesibles, y si se utilizan como herramienta práctica por la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *